Domingo es Fiesta

Epifanía del Señor – B | Reyes de Oriente

“Al ver la estrella se llenaron de alegría”

Proclamamos el Santo Evangelio según san Mateo 2,1-12:

Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes.

Entonces, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: “¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a dorarlo”.

Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y toda Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías.

Ellos le contestaron: “En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta: ‘Y tú, Belén, tierra de Judea, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judea, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel.’”

Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: “Vayan y averigüen cuidadosamente acerca del niño y, cuando lo encuentren, avísenme, para ir yo también a adorarlo”.

Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño.

Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

Y habiendo sido advertidos en sueños, para que no volvieran a donde estaba Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.

PALABRA DE DIOS.

Palabras de Clemente: Queridos amigos, vosotros que andáis buscando ¿aun no habéis encontrado? Seguid caminando, que si la luz se apaga, Dios la volverá a encender. En cualquier momento vais a encontrar al Niño de Belén entonces, estad seguros, que vuestra vida volverá por otro camino.

1.- Padre Clemente: ¿ya les ha puesto los zapatos en la ventana a los Reyes Magos?
RESPUESTA: No. ¿Y quieres saber que nunca he vivido esa experiencia de los niños de los regalos de los reyes?

2.- No me diga que los Reyes no pasaban por su pueblo…
RESPUESTA: Pues, a decir verdad, yo creo que no pasaban. Esas fantasías son propias de las ciudades donde se pueden hacer tantos regalos. En las aldeas, los niños viven menos fantasías.

3.- ¿Nunca tuvo un regalo por las Navidades, sobre todo la noche de Reyes?
RESPUESTA: Sí. Tuve uno. No sé qué año sería, vino un tío mío de la Coruña y me trajo uno de esos carritos, concretamente un autobús, que se movía a cuerda. Me duró un día, porque mi curiosidad era cómo andaba y qué tenía dentro. Lo desarmé y no pude armarlo más. Creo que esa fue toda mi experiencia.

4.- ¿Está usted de acuerdo con los regalos de Navidad o de Reyes a los niños?
RESPUESTA: Son maneras populares de celebrar un acontecimiento. Y sí, soy partidario de esos regalos. Es una manera de mantener la ilusión en los niños y eso es bueno. Pero también creo que dichos regalos debieran ser mejor explicados a los niños.

5.- ¿En qué sentido?
RESPUESTA: Creo que es un momento de hacerles sentir a los niños que el verdadero regalo es el mismo Niño Jesús, que es el regalo de Dios a los hombres. A la vez despertar en ellos el sentido de la solidaridad. Hay muchos niños pobres que no tienen regalos, que ellos pueden renunciar a alguno de los suyos para compartirlo con quienes no tienen nada.

6.- Padre, corríjame si me equivoco. Creo que es este texto de Mateo sobre los Magos es el que sirvió de base al encuentro de la Juventud en Colonia en el 2005. ¿Es así?
RESPUESTA: Es así. Aquel encuentro estuvo centrado en una frase central: “Venimos a adorarlo”.

7.- ¿Sólo venimos a adorarlo? ¿Y todo el resto del mensaje?
RESPUESTA: Centrar no significa eliminar el resto. San Juan Pablo II que fue quién señaló el tema, pensaba en una juventud que busca, que busca para luego rendirse ante Dios en una actitud de adoración. Una adoración que es reconocimiento de Dios, descubrimiento de Dios, encuentro con Dios y asumir la única postura que el hombre ha de tener frente al misterio: la adoración.

8.- Padre, ¿cree usted que realmente nuestra juventud es una juventud en búsqueda de algo trascendente?
RESPUESTA: La que sale en los medios de comunicación, posiblemente es una juventud aturdida, pero aún ésa pienso que busca algo y que como no lo encuentra se aturde en las discotecas nocturnas. Pero esa no es toda la juventud.

9.- Tampoco la juventud que se reunió en Colonia en el 2005 era toda la juventud.
RESPUESTA: También es cierto. El millón de jóvenes que se reunieron en aquella ocasión en Colonia no es toda la juventud, pero es un buen signo de la juventud. De una juventud que busca algo y no lo encuentra. El Papa Benedicto XVI fue bien explícito aquella vez.

10.- ¿Habló de esto?
RESPUESTA: No sólo habló a los jóvenes, sino también al Episcopado alemán. Y fue bien claro y bien insinuante.

11.- ¿Se puede saber qué les dijo a los Obispos alemanes?
RESPUESTA: Primero les dijo sin tapujos que “la mayor parte de los jóvenes alemanes vive en buenas condiciones sociales y económicas”. El joven europeo no tiene mayores problemas de pobreza, pero eso no es suficiente.

12.- ¿Por qué no es suficiente?
RESPUESTA: El Papa lo dijo: “Pero sabemos que no faltan situaciones difíciles”. Apuntó a la falta de trabajo y de modo particular lo que él calificó de “aumento del número de los que proceden de familias disgregadas”. Para luego puntualizar la verdad de los jóvenes.

13.- ¿Cuál era esa puntualización?
RESPUESTA: Escucha: “Numerosos muchachos y muchachas, dijo el Papa, están confundidos, no tienen respuestas válidas a las cuestiones sobre el sentido de la vida y de la muerte, sobre su presente y su futuro”. Lo cual, como puedes darte cuenta, es todo un reto para los Obispos, para la misma Iglesia.

14.- ¿Por qué un reto para los obispos, pastores y la misma Iglesia?
RESPUESTA: Si los jóvenes viven confundidos y “no encuentran respuestas válidas sobre el sentido de su vida, de su presente y su futuro”, nos está diciendo claramente que nosotros no sabemos darles respuestas válidas. No es suficiente darles cualquier respuesta, tenemos que darles las respuestas que ellos necesitan y no las que a nosotros nos vienen en gana.

15.- Lo cual me hace sospechar que nosotros tenemos demasiadas respuestas hechas, pero que escuchamos poco la inquietud y las preocupaciones de los jóvenes.
RESPUESTA: Esa creo que era la verdadera inquietud del Benedicto XVI. Lo cual significa que no hay respuestas fijas, que cada día es preciso escuchar más el corazón de los jóvenes, escuchar sus inquietudes y sus dudas.

16.- Lo que acabo de escuchar me parece sumamente serio. “Que no encuentran en nosotros respuestas válidas al sentido de la vida”. ¿No le parece esto demasiado grave?
RESPUESTA: Me parece gravísimo. Si yo no soy capaz de ofrecerles unas respuestas capaces de ayudarles a dar sentido a sus vidas, ¿qué les estoy dando? ¿Qué les puedo exigir? Cuando leí este texto de Benedicto XVI me quedé helado y me dije a mí mismo: ¿Y con esto puedo dormir tranquilo?

17.- ¿Y qué necesitan entonces los jóvenes?
RESPUESTA: Por mucho que nos duela, las palabras del Benedicto XVI, de alguna manera, nos están diciendo que también a los ojos de los jóvenes se les ha desaparecido la estrella, que ya no ven la estrella que los guía, que se han quedado varados en Jerusalén, que la respuesta está cerca en Belén. Pero ellos están en la oscuridad sin saber qué camino seguir.

18.- ¿Inventar nuevos caminos para llegar hasta ellos?
RESPUESTA: No sé si tu pregunta lleva segundas intenciones, pero el Papa les dijo a los obispos alemanes una cosa bien clara. “Por eso vosotros estáis comprometidos en buscar nuevos caminos para llegar a los jóvenes”. Tenemos que ser sinceros. Si los caminos que les mostramos no les sirven, no son ellos quienes deben cambiar, sino nosotros que tenemos que mostrarles “caminos nuevos”. No tener miedo a ser creativos en esto. A mí personalmente me encantó la apertura del corazón del anterior Papa. Se le ve a él mismo contagiado de esa ebullición del corazón de la juventud.

19.- Pero por qué le ha encantado tanto, porque se nota que tiene bien leído el texto del Discurso…
RESPUESTA: El Papa llega a decir lo siguiente: “La experiencia de esta jornada, “nos invita, decía él, a proyectar nuestra mirada hacia el futuro”. Y hasta se atrevió a añadir: “Para la Iglesia, y especialmente para nosotros, los pastores, para los padres de familia y los educadores, los jóvenes son una llamada viviente a la fe”.

20.- Obispos, pastores, padres de familia, educadores, aquí todo el mundo queda cuestionado desde los jóvenes.
RESPUESTA: Creo que ya está bien de criticar a los jóvenes. Creo que ha llegado el momento de escucharlos y cambiar nosotros de oferta. Es el momento de cuestionar desde ellos nuestra propia fe. Dejar de repetirles un pasado que nos les dice nada y comenzar a mirar hacia el futuro.

21.- Recién entiendo la figura de los Magos. Hombres que buscan y se ponen en camino, pero que siempre necesitan de una estrella.
RESPUESTA: Será una estrella. Será una vida. Será el testimonio. Será una palabra. Pero siempre algo que muestre caminos a andar. No caminos a desandar.

22.- Padre, el texto dice que cuando los Magos volvieron a ver la estrella, “se llenaron de alegría”.
RESPUESTA: Es la alegría del que busca y encuentra señales que le muestran el camino. Cuando los jóvenes no encuentran esos caminos se refugian como el mismo Benedicto XVI lo advirtió en la droga y otras respuestas. Nosotros estamos llamados a despertar la alegría de los jóvenes mostrándoles caminos nuevos en los que encuentren el sentido de su vida. De ahí que los Encuentros con el Papa han sido siempre encuentros marcados por la fiesta, la alegría, el canto, los aplausos. ¿Seremos nosotros capaces de organizar esta fiesta juvenil en nuestras diócesis y parroquias?

23.- ¿No le parece demasiado serio el eslogan de ese encuentro? “También nosotros venimos a adorarlo…”
RESPUESTA: ¿Desde cuándo la adoración es una invitación solo a la seriedad? La seriedad no es enemiga de la fiesta. La seriedad no es enemiga de la alegría. No sabrá adorar el que no ha encontrado. Fíjate en los Magos, cuando llegan a Belén y encuentran al niño con su madre postrándose de rodillas lo adoraron. Cuando uno ha descubierto de verdad a Dios, las rodillas se doblan de por sí ante la belleza del misterio.

24.- Hay algo curioso en este relato de los Magos. Llegados a Jerusalén preguntan por el Niño. Y resulta que en Jerusalén saben donde tenía que nacer. Pero ninguno va a ver.
RESPUESTA: No basta saber donde está la verdad. Hay que buscarla. No basta saber donde está Dios, hay que buscarlo. La religión no es un problema de saber mucho, sino de caminar mucho y adorar. Y adorar de rodillas.

25.- Pero a los Magos se les pidió volver a sus tierras, no camino de Jerusalén, sino “por otro camino”.
RESPUESTA: También el Papa pidió a los jóvenes y a la Iglesia entera volver por otro camino. No es cuestión de desandar el mismo camino, sino abrir nuevos. Benedicto XVI felicita a los obispos por todo el trabajo que la Iglesia ha hecho, pero añade algo precioso: “Nosotros hemos hecho lo que estaba de nuestra parte del mejor modo posible, sino también los jóvenes, con sus preguntas, con su esperanza, con su alegría en la fe, con su entusiasmo al renovar la Iglesia, nos han dado algo”.

26.- Pocas veces se dice que los jóvenes aportan algo positivo a la Iglesia.
RESPUESTA: Necesitamos recuperar nuestra fe en ellos. Aceptar sus preguntas. Dejarnos cuestionar por sus preguntas. Escucharlas y no evadirlas. Y algo importante que necesitamos es dejarnos contagiar su de su esperanza y de su alegría en la fe y de su entusiasmo. El futuro no es de los que lloran el pasado, sino de los que sueñan hacia delante.

27.- ¿Se está buscando una Iglesia más juvenil?
RESPUESTA: Oye, ¿también tú leíste el discurso? Porque Benedicto XVI habló de eso y dijo que no es cuestión de buscar ahora una Iglesia más juvenil, sino una Iglesia rejuvenecida. Con sangre nueva. Con esperanzas nuevas. Y en esto sí tenemos que ser muy honestos.

28.- ¿En qué?
RESPUESTA: Son muchos los que sienten una especie de desilusión de la Iglesia. La Iglesia está viva, muy viva, y por eso es capaz de despertar la vida que late en el corazón de los jóvenes cuando se acerca a ellos. Es preciso recuperemos la fe en la Iglesia, por más que nos suceda lo que a los Magos…

29.- ¿Qué les sucedió a los Magos?
RESPUESTA: Que soñaron y buscaron al Rey de Israel, pero se encontraron con un pesebre, un niño como los demás niños, y a su madre, una mujercita del pueblo. Sin embargo, pese a unas apariencias que hablan poco de realezas, se postraron y lo adoraron.

DESPEDIDA: Queridos amigos: Todos necesitamos de una estrella que nos guíe. Pero, también, todos estamos llamados a ser una estrella en el camino de los demás. Que el Señor os bendiga.

Tal vez te pueda interesar…

Cuaresma 1 – B | La tentación de Jesús

Cuaresma 1 – B | La tentación de Jesús

Domingo, 18 de febrero del 2024
Mc 1,12-15
El Espíritu llevó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre las fieras salvajes, y los ángeles le servían.
Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios.

Domingo 6 – B | Jesús sana al leproso

Domingo 6 – B | Jesús sana al leproso

Domingo, 11 de febrero del 2024
Mc 1,40-45
Se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: “Si quieres, puedes limpiarme”.
Jesús sintió compasión, extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Quiero: queda limpio”.
La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio.

Domingo 5 – B | La suegra y Jesús

Domingo 5 – B | La suegra y Jesús

Domingo, 4 de febrero del 2024
Mc 1,29-39
La suegra de Simón estaba en cama con fiebre; se lo dijeron a Jesús y él se acercó, la tomó de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al atardecer, cuando ya se había puesto el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados…