Domingo es Fiesta

Epifanía del Señor – C | Los Reyes Magos

“Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre,
y cayendo de rodillas lo adoraron”.

Proclamamos el Evangelio de Jesucristo según san Mateo en el Capítulo 2, versículos del 1 al 12:
Jesús nación en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes.
Entonces, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: “¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a dorarlo”.
Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y toda Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías.
Ellos le contestaron: “En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta: ‘Y tú, Belén, tierra de Judea, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judea, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel.’”
Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: “Vayan y averigüen cuidadosamente acerca del niño y, cuando lo encuentren, avísenme, para ir yo también a adorarlo”.
Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño.
Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.
Y habiendo sido advertidos en sueños, para que no volvieran a donde estaba Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.
PALABRA DE DIOS.

1.- Epifanía que traducido… ¿Qué significa?
RESPUESTA: Significa manifestación. En este caso significa la manifestación de Jesús al mundo pagano.

2.- ¿Manifestación de qué?
RESPUESTA: Manifestación de sí mismo. Manifestación de su condición mesiánica y, por tanto, manifestación de su misión salvadora.

3.- ¿No le parece extraño que Dios comience por manifestar primero a los de lejos, al mundo pagano y no a su propio pueblo?
RESPUESTA: Dos cosas. En primer lugar, Jesús comenzó por manifestarse y revelarse a los sencillos de su pueblo. Antes que a los Magos se manifestó a los Pastores y, por supuesto, primero a María y a José. En segundo lugar, tenemos que decir que Jesús se manifiesta a quienes tienen ojos para verlo.

4.- ¿Quiere decir que uno puede estar cerca y no verle?
RESPUESTA: Eso es claro. Dios se manifiesta, pero es preciso tener ojos limpios para poder verlo. ¿Recuerdas una de las bienaventuranzas que dice algo parecido?

5.- Creo recordar algo… ¿Será tal vez, la que dice “bienaventurados los limpios de corazón”?
RESPUESTA: Exacto. Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios. A Dios no le vemos con los ojos, sino con el corazón. Cuando el corazón no está limpio, por muchos que miremos no le vemos.

6.- Lo que no entiendo es que todo el relato se refiere a los magos y luego la celebración se centra en Jesús, ¿por qué?
RESPUESTA: El centro del relato evangélico es Jesús, hacia caminan los magos. El Evangelio describe el camino de estos tres personajes y termina con el encuentro, al final del camino. Además, el relato de todo ese entorno es significativo y esclarece el sentido mismo de la Epifanía.

7.- Padre, ¿sería posible hacernos, como otras veces, el marco en el que se desarrolla toda esta escena de la Epifanía?
RESPUESTA: En primer lugar, creo que tenemos que rescatar la imagen de estos tres personajes como peregrinos de la fe. En segundo lugar, tendríamos que darle una miradita al ambiente de Jerusalén. Y, en tercer lugar, la nueva revelación y manifestación de Dios.

8.- Comencemos por el rescate de la imagen de estos tres magos, o reyes, o lo que sean…
RESPUESTA: Los magos representan, en primer lugar, al mundo pagano que desde un principio comienza a abrirse a la buena nueva de la salvación.

9.- Pero ellos no buscan en concreto a un Jesús salvación, sino a un rey, al rey de los judíos.
RESPUESTA: La fe no comienza por verlo todo claro. Ellos descubren los signos de un rey que ha nacido. Ciertamente que para ellos tiene que ser un rey muy especial. Ven en él un rey misterioso. Así suele ser el camino de la fe. Se comienza por una inquietud. Sigue luego la búsqueda hasta que se llega al encuentro. Son los tres momentos del itinerario normal de la fe.

10.- Sin embargo, Padre, el signo que ellos han visto, una estrella, ¿no le parece un signo demasiado pobre como para lanzarse a la aventura de un largo camino, sin saber a dónde irán a llegar?
RESPUESTA: Humanamente sí parece muy extraño, pero los caminos de Dios suelen ser así. Dios comienza por despertar una inquietud en el corazón. Una inquietud que se hace búsqueda. Al principio los signos suelen ser todos muy vagos, pobres, como tú los llamas…

11.- Pero arriesgarse a un camino tan extraño con tan pocas señales…
RESPUESTA: Yo diría que en ellos ya hay una fe incipiente. Una fe que busca y no sabe en concreto qué. Es el proceso de todo camino y todo ideal. Uno intuye que hay algo y no espera a que todo se clarifique, sino que se pone en camino. Los caminos de Dios son siempre así, invitación a algo, pero a un algo que uno todavía no ve.

12.- Invitar a algo, sin concretar qué es ese algo…
RESPUESTA: Y esa es la fe. Es un fiarnos de la palabra que nos llama. María no entendió lo que el ángel le pedía, simplemente se fio de la Palabra de Dios. Cuando luego Jesús invitó a los discípulos lo hizo también de un modo vago, “el que quiera que me siga”. No dice a donde. El problema vendrá luego, más tarde, cuando les diga que el final del camino va a terminar en la cruz. Tú ya conoces el escándalo que se armó…

13.- Padre, ¿qué pasaría si todo hubiese sido una ilusión, una fantasía?
RESPUESTA: El que sueña y el que se lanza por los caminos de la búsqueda, tiene derecho a equivocarse. Los únicos que no tienen derecho a equivocarse son los que siempre juegan a lo seguro, pero quienes se arriesgan, quienes se fían de Dios, tienen derecho a la equivocación. ¿Dime una cosa?

14.- Le digo…
RESPUESTA: En vida, ¿jugamos siempre a lo seguro? ¿O más bien jugamos siempre en la esperanza? Cuando un equipo salta al campo a jugar, creo que todos quieren ganar. Pero sabemos que, a pesar de luchar y esforzarse, con frecuencia pierden el partido. Pero lo han luchado. Quien lucha en la vida ya está logrando algo. Estos tres magos me resultan sumamente interesantes, aún sin conocer mayores detalles de sus vidas.

15.- ¿Por qué le resultan tan interesantes?
RESPUESTA: Primero, porque son capaces de arriesgar, son capaces de embarcarse por caminos nuevos, incluso desconocidos, iluminados sencillamente por una estrella, un ideal, una meta. Pueden fracasar, pero nadie les privará de esa cualidad de la valentía y el riesgo.

16.- ¿Y lo segundo?
RESPUESTA: Porque ellos revelan el misterio de todo aquel que se decida a creer. El antiguo catecismo definía la fe como “creer lo que no hemos visto”. Me parece una definición muy pobre, pero que dice mucho. Aceptar algo que la razón no ve ni entiende, simplemente fiándome de la palabra de alguien.

17.- Pero aquí falta ese alguien que les diga una palabra. A María, Dios le habla por el ángel Gabriel, pero a los Magos no les habla nadie.
RESPUESTA: A María, Dios le habla por medio del ángel Gabriel. A los Magos, Dios les habla por medio de una señal, por medio de signos. Dios habla por la Palabra, pero también por la palabra de los signos. Los signos o señales son también palabras que Dios nos dice.

18.- Entiendo que es más difícil entender el lenguaje de los signos que el lenguaje de la palabra.
RESPUESTA: La palabra también es un signo. Lo importante es tener la suficiente sensibilidad para escuchar la voz de Dios ya sea en la palabra ya sea en los signos. Dios siempre nos pone por delante una estrella que nos llama, nos invita, y nos ilumina el camino.

19.- Cuando usted sintió la llamada a la vida religiosa y sacerdotal, ¿cómo escuchó la voz y la llamada de Dios?
RESPUESTA: En la fe, en la palabra de alguien que me dijo que yo estaba llamado para consagrar mi vida a Dios. Fue el párroco de mi pueblo. Luego durante los años de seminario, eran mis directores quienes me iban ayudando a discernir esta llamada.

20. ¿Alguna vez esa estrella de su vocación se le apagó o se le escondió entre las nubes de la duda?
RESPUESTA: El camino de la fe y el camino de la vocación nunca son totalmente claros, siempre tienes que caminar en la fe. Siempre tienes que creer en una llamada que Dios te hace a través de los hombres y a través de tus propias experiencias interiores…

21.- ¿Se le oscureció alguna vez hasta el punto de dudar de su camino?
RESPUESTA: He tenido lagunas, lagunas propias del mismo camino, pero nunca tan fuertes que me hiciesen dudar de mi camino. Al contrario, ¿quieres que te haga una confesión?

22.- ¿Las confesiones de los sacerdotes deben ser interesantes?
RESPUESTA: Cuando entré al seminario, los primeros días, yo veía que mis compañeros lloraban y decían que querían volver a casa. Yo no lo entendía. Yo no quería que mandasen a casa, por el contrario, mi miedo era que algún día me dijesen que yo no valía y tuviese regresar a mi casa. ¿Y sabes por qué?

23.- Miedo a que le regresaran a casa… Curioso. No me imagino el porqué.
RESPUESTA: Para que veas cómo Dios se aprovecha de las cosas humanas para hablarnos. “Lo bien que se comía en el seminario”. Yo nunca había comido como en el Seminario. Ya ves, dicen que el pez se le pesca por boca, pues a mí, hasta cierto punto Dios me pescó por la boca y el buen apetito…

24.- ¿Y eso puede ser signo de vocación?
RESPUESTA: No. Eso no es signo de vocación, sino de hambre. Pero Dios te puede llamar también a través de esas cosas. Y te confieso que me agarró bien. Imagínate que ya son más de sesenta y cinco años…

25.- Padre, por qué decía usted que el ambiente de Jerusalén es interesante…
RESPUESTA: Revela el ambiente hostil en el que nació Jesús. Herodes había matado a dos de sus hijos y mataría todavía a un tercero, por miedo a que le bajaran de su trono. De ahí que luego mandase asesinar a todos los niños menores de dos años… ¿Te imaginas en qué mundo nació Jesús?

26.- ¿Por qué dice el texto que apenas salieron de Jerusalén, volvieron a ver la estrella y se alegraron mucho?
RESPUESTA: Porque el camino que lleva a Dios y el camino de los que creen en él, es un camino que no es autopista. Es un camino con luces y sombras. Con momentos de dudas y con momentos de grandes seguridades.

27.- En esos momentos de dudas o de falta de señales en el camino, ¿significa que realmente uno pierde la fe?
RESPUESTA: De ninguna manera. Es más, yo creo que los momentos de oscuridad son momentos de profunda fe. Hasta diría que cuando caminamos y no vemos nada, es cuando más fe tenemos. Sólo duda el que tiene fe. Cuando dudo, ni la razón ni la fe parecen ver nada, es entonces que me pongo y abandono en las manos de Dios. Ahí soy verdadero creyente.

28.- Padre, ¿cree usted que realmente el hombre de hoy está menos capacitado para creer que el hombre de antes?
RESPUESTA: En primer lugar, la fe es un don de Dios que no depende de nuestras cualidades. En segundo lugar, yo diría que el hombre de Dios tiene la misma o mayor capacidad que el hombre de antes. Lo único, diría, que el hombre de Dios vive y expresa su fe de otra manera, porque también él es diferente siendo el mismo.

29.- ¿En qué sentido siendo el mismo es diferente?
RESPUESTA: Es distinto porque la misma ciencia le ofrece otro tipo de conocimientos que le hace concebir la fe en otro esquema. Antes el hombre del campo regaba sus cosechas con Ave Marías. Es posible que el hombre de hoy prefiera una buena selección de semillas y de abonos para que crezcan los trigos. Y esto no es pérdida de fe, es vivir la fe de otra manera.

30.- ¿Por qué decía que en la Epifanía Dios se manifiesta distinto y diferente?
RESPUESTA: Sencillamente, porque el Dios en que creían era un Dios en propiedad del pueblo de Israel. Ahora Jesús comienza por abrirse y manifestarse a los otros pueblos. Yo diría que la Epifanía es la revelación de un Dios para todos los hombres, y para todos los pueblos. Me gusta cómo ha graficado la piedad popular a los tres Magos….

31.- ¿Cómo los ha graficado?
RESPUESTA: Los presentan como el negro, el blanco y el amarillo. Es muy curiosa la gráfica que hace de ellos San Beda: “El primero, dice fue Melchor, viejo, cano, de barba y cabellos largos y grises. El segundo tenía por nombre Gaspar, y era joven, imberbe y rubio. El tercero negro, y totalmente barbudo, se llamaba Baltasar”. Uno puede reírse de esto, pero indica la universalidad, la humanidad entera de rodillas ante el Niño.

32.- Bueno, amigos, estamos comenzando el nuevo año 2022, trescientos sesenta y cinco días haciendo camino. No pretendamos que todos los días tengan un sol espléndido, también habrá días oscuros y sin luz. Pero nosotros estamos llamados a no quedarnos en el camino sino seguirlo hasta el final. Digamos que Dios está al comienzo del camino, pero lo descubriremos al final.

DESPEDIDA: Sí amigos, los días sin sol no significa que se haya apagado el sol, significa que hay más nubes que lo oscurecen, pero las nubes desaparecen. Una bendición.

Tal vez te pueda interesar…

Domingo 13 – C | Cómo seguir a Jesús

Domingo 13 – C | Cómo seguir a Jesús

Domingo, 26 de junio del 2022
Lc 9,51-62
Jesús respondió: “Los zorros tienen madriguera y los pájaros nido, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza.
El que pone la mano en el arado y mira hacia atrás no vale para el reino de Dios”.

Cuerpo y Sangre de Cristo – C | Jesús Eucaristía

Cuerpo y Sangre de Cristo – C | Jesús Eucaristía

Domingo, 19 de junio del 2022
Lc 9,11-17
Tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Todos comieron hasta saciarse y con lo que sobró se llenaron doce canastas.

Santísima Trinidad – C | Fiesta de Dios Padre

Santísima Trinidad – C | Fiesta de Dios Padre

Domingo, 12 de junio del 2022
Jn 16,12-15
“Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, los guiará hasta la verdad plena. Pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga y les comunicará lo que está por venir.
Él me glorificará.
Todo lo que es del Padre es mío”.