Hoja Parroquial

Domingo 32 – A | La esperanza

Domingo, 12 de noviembre del 2023

El pecado de los que matan la esperanza

.

¿Alguna vez te has confesado de haber matado la esperanza en el corazón de alguien? Sin embargo, es uno de los pecados con frecuentemente cometemos todos.

Tus conversaciones son tan pesimistas que siembras desesperanza.

Tu falta de fe en el otro es una manera de decirle que no esperas nada de él.

Una educación negativa es una manera de echar agua a la esperanza de los educandos.

Una predicación negativa es una manera de invitar a la desesperanza.

Todos somos responsables de la esperanza:

Los padres tienen que sembrar esperanzas en sus hijos.

Los educadores tienen que sembrar esperanzas en sus alumnos.

Los políticos tienen que organizar el país de modo que ofrezca posibilidades.

Los sacerdotes tienen que anunciar el Evangelio como una luz en el camino.

Los medios de comunicación han de ser una llamada a la esperanza. Pero si sólo nos anuncian lo malo, lo negativo, lo que no tiene remedio, ¿qué esperanza anuncian?

Los medios de comunicación pueden terminar siendo una chismografía socialmente admitida, si sólo se dedican a recoger las malas noticias.

¿Es que no existen las buenas? O ¿es que las buenas no son noticias que valgan la pena?

Nada de cabizbajo

.

Si caminas con la cabeza gacha:
No verás el horizonte.
Sólo verás tus pies, no el camino.

Si caminas con la cabeza gacha:
Nunca verás a los que caminan a tu lado.
No podrás ver los semáforos.
Vas a tropezar con el que está delante.

Si caminas con la cabeza gacha:
Nunca verás el brillo del sol.
Nunca podrás ver el cielo estrellado.

Si caminas con la cabeza gacha:
No podrás ver las rosas del rosal.
No verás los frutos del árbol.

Si caminas con la cabeza gacha:
Nunca verás el azul del cielo.

Por eso Dios:
Nos puso la cabeza erguida.
Nos la puso sobre los hombros.
Nos la puso como faro que ilumina los caminos.
Nos la puso como vigía que mira las montañas.
Nos la puso para ver y mirar lejos.
Nos la puso para ver desde el tiempo la eternidad.
Nos la puso para ver desde el mundo el cielo.

Bocadillos para la vida: Si hablas…

.
  1. Si hablas, no discutas. La discusión no busca la verdad, no busca la luz, sino como echar sombras sobre el otro. Es preferible que dialogues, el diálogo no mancha a nadie e ilumina tu falta de razón y la falta de razón del otro. Los dos terminaréis encontrándoos.
  2. Si hablas, no levantes la voz, no grites. La verdad también se puede decir en voz muy bajita. La palabra que hiere los oídos termina por alejar de la mente la verdad. ¿Sabías que la Palabra de Dios se pronunció en el silencio de la noche?
  3. Si hablas que no sea para murmurar. El que murmura se ensucia la boca con los defectos y las miserias del otro y termina más sucio que el otro. Además, la murmuración revela más tu corazón que la verdad del otro. No te pongas al descubierto.
  4. Sí, si hablas, primero piensa. La palabra que no sale del silencio de tu reflexión personal, suele ser una palabra vacía, no tiene nada que decir. La palabra que nace del silencio suele ser una palabra llena, fecunda.
  5. Si hablas, primero, tienes que saber lo que vas a decir. Muchos hablan por hablar, son pura palabra. Han querido decir muchas cosas, pero no han logrado comunicar nada. Además corres el riesgo de decir algo de lo que luego tengas que arrepentirte, pero ya lo dijiste.
  6. Sí, si hablas, es preferible que hables bien de los demás. Aunque te equivoques, es preferible equivocarte hablando bien que acertar hablando mal. Que tu palabra revele siempre una gran comprensión por los demás.
  7. Sí, si hablas, que quien te escuche luego pueda sentirse mejor porque descubre que algo nuevo está naciendo dentro de él. Es tan maravilloso que alguien pueda decir que después de hablar contigo ya se siente mucho mejor.

Pensamientos

.

  1. “Me interesa el futuro.
    En él voy a pasar yo el resto de mis días”.
  2. “Me interesa el “hoy” porque es
    el primero del resto de mis días”.
  3. “Me interesas tú,
    porque gracias a ti, me siento yo”.
  4. “Me interesa la vida
    porque así me habla menos la muerte”.
  5. “Me interesa comprenderte
    porque te enseño a que me comprendas”.
  6. “Me interesa perdonarte,
    porque así aprenderás a darme tu perdón”.
  7. “Me interesan los pobres y los débiles
    porque me hacen ver a Jesús más cercano”.
  8. “Me interesa el día de mañana, porque así
    podré desearte y decirte: “Buenos días”.
  9. “Me interesa servirte, porque algún día
    puede que necesite de ti”.
  10. “Me interesa el día de hoy, porque
    es el único que tengo seguro”.

Tal vez te pueda interesar…

Domingo 12 – B | Iglesia en problemas

Domingo 12 – B | Iglesia en problemas

Domingo, 23 de junio del 2024
– “¿Por qué son tan cobardes?”
– “¿Aún no tenéis fe?”
– “Lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha comenzado”
– Actitud frente a la crisis

Domingo 11 – B | Fe y semillas

Domingo 11 – B | Fe y semillas

Domingo, 16 de junio del 2024
– A Dios le encantan las semillas
– Amor silencioso
– La tarde de la vida
– Cosas de las semillas

Cuerpo y Sangre de Cristo – B | Eucaristía hoy

Cuerpo y Sangre de Cristo – B | Eucaristía hoy

Domingo, 2 de junio del 2024
– De la mesa de la obligación a la mesa de la celebración
– ¿Dónde celebrar la Eucaristía hoy?
– La Eucaristía, lo viejo y lo nuevo
– Pensamientos ante el Sagrario