Hoja Parroquial

Adviento 2 – B | Los caminos del Señor | IQC 2021

Hay caminos que ya no sirven

caminos del Señor

La Palabra de Dios hoy es un grito de atención a los caminos. Hay caminos que ya no sirven. Hay caminos que ya no llevan a ninguna parte. Hay caminos que es preciso renovar o hacer nuevos.

Dios había andado muchos caminos, incluso los “no caminos” del desierto acompañando a su pueblo. Andaba los mismos caminos que el Pueblo. Ahora Dios busca caminos nuevos, caminos diferentes. Por eso Juan no se presenta en Jerusalén donde abundaban los caminos, pero eran caminos ya inútiles. Eran los caminos del templo, los caminos de la ley, los caminos de las tradiciones de los hombres. En un tiempo fueron buenos caminos, pero mal utilizados. Dios ya no quiere andar por esos caminos.

Juan se presenta en el desierto. Allí no hay caminos. Allí todo es arena. Juan se va al desierto para preparar nuevos caminos al Mesías que ya llega. Los caminos del Mesías son distintos. Son caminos nuevos, diferentes. El mismo viene como “camino”.

Ya no es el camino del Templo, sino el camino de los nuevos templos del corazón humano.
Ya no es el camino de la ley, sino el camino del Evangelio que es el camino del amor.

El Mesías no viene a remendar lo viejo. Viene a traer lo nuevo. La novedad del Evangelio. Además el Evangelio necesita de caminos nuevos.

El futuro es posible. Pero no por los caminos que ahora andamos. Los caminos del “tener”, los caminos del “poder”. Los caminos de los “Países ricos y Países pobres”. Los caminos donde unos pueden poner condiciones a todo el mundo y nadie les puede poner condición alguna a ellos. Los caminos del “hambre”. Los caminos de las “armas más poderosas”. Esos caminos ya no nos llevan a ninguna parte.

El futuro es posible, pero en la medida en que seamos capaces de abrir nuevos caminos.

Los caminos de la justicia, los caminos de la solidaridad, los caminos del compartir, los caminos de la fraternidad. Los caminos de la verdad. Los caminos de la santidad. Los caminos del amor. “Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos”. No se trata de andar por donde todos han andado, se trata de andar los nuevos caminos del Espíritu. Los nuevos caminos del Evangelio. El problema no es el futuro. El problema está en si somos capaces de abrirle caminos. Ustedes los políticos que están de campaña, ¿nos quieren decir cuál es la novedad de camino que nos ofrecen? No nos ofrezcan sueños. ¡Háblennos de los caminos!

Prepararse, prepararse, prepararse

estar atento

Todo requiere preparación. Nadie nace sabiendo. Todos nos hacemos aprendiendo.
Se aprende a andar. Se aprende a hablar. Se aprende a leer. Se aprende a ser libre.

Para vivir la vida en plenitud hay que prepararse para la vida.
Para vivir el Bautismo hay que prepararse. La fidelidad de la gracia.
Para vivir el Evangelio hay que prepararse. Evitar las ocasiones de infidelidad a Dios.

Para escuchar a Dios hay que prepararse. Hay que limpiar los oídos del corazón.
Para ver a Dios hay que prepararse. Hay que limpiar los ojos del corazón.
Para ver a los demás como hermanos hay que prepararse. Quitar del corazón nuestro espíritu racista.

Para comprometernos con los demás hay que prepararse. Reconocer su dignidad y ver en ellos el rostro de Dios.
Para orar hay que prepararse. Vaciar nuestro corazón de cosas inútiles.
Para perdonar hay que prepararse. Llenar el corazón de amor.

Para anunciar el Evangelio hay que prepararse. Comenzar por vivirlo.
Para hablar a los demás hay que prepararse. Hay que amarlos primero.

Las cosas no se dan espontáneamente. Todo necesita de preparación.
Para que Jesús entrase en nuestra historia, fue preciso prepararle los caminos.

Tareas para el Adviento

qué hacer en el Adviento
  1. Si encuentras que en tu ambiente hay demasiados baches que hacen difícil el caminar, no te lamentes tanto, ni esperes a que otro lo haga. Ponte tú mismo a hacer algo por tus hermanos.
  2. Si observas que muchos hermanos tuyos todavía no han encontrado el camino hacia Dios, acércate a ellos y enciende una luz en su camino. Sé tú el puente que les facilite el acceso a Él.
  3. Si te das cuenta de que en tu alrededor el sentido de Iglesia se ha debilitado, ahí tienes una tarea importante. Sé tú el mejor rostro de Iglesia que les haga cambiar de mentalidad.
  4. Si observas que la fe de tu comunidad se ha debilitado, comienza por fortalecer la tuya.
  5. Si percibes que las familias se están desintegrando, comienza por afianzar la tuya y acércate a las demás.
  6. Y una cosa. ¿No crees que sería éste un momento importante para mejorar tu matrimonio, mejorar tu familia? ¿En qué cosas crees debieran cambiar tanto tu matrimonio como tu familia?

Ya ves:
El Adviento ha de ser algo más que palabras.
El Adviento es una tarea.
Cada uno es Adviento.
Cada uno es actor del Adviento.

El camino de los hijos

nuestros hijos

El camino de los hijos es crecer.
El camino de los hijos es soñar.
El camino de los hijos es mirar lejos.
El camino de los hijos es pensar alto.
El camino de los hijos es ser amados.
El camino de los hijos es crecer en libertad.
El camino de los hijos es ser libres.

El camino de los hijos es escuchar a sus padres.
El camino de los hijos es ser escuchados por sus padres.

El camino de los hijos es escuchar la voz de Dios.
El camino de los hijos es responder la voz de Dios.

El camino de los hijos crecer en la verdad.
El camino de los hijos es vivir en la verdad.
El camino de los hijos es la gozosa esperanza.

LA NAVIDAD LLEGA PRONTO
ESTÁ EN CAMINO.

Tal vez te pueda interesar…

Domingo 13 – C | La libertad del Evangelio

Domingo 13 – C | La libertad del Evangelio

Domingo, 26 de junio del 2022
– De la esclavitud de la ley a la esclavitud de la libertad
– La fe no se impone con a violencia
– La radicalidad no es fundamentalismo
– El milagro del recuerdo